Tarjeta Virtual Garantizada: un nuevo producto para tus compras online
noviembre 11, 2020
 

Medios de Pago Electrónicos: ¿Evolución o Revolución?


En la actualidad existen diversos medios de pago electrónicos que facilitan la compra y pago de bienes o servicios; cerca de ser una novedad, se han convertido en una necesidad, en Venezuela particularmente por el periodo de crisis económica que vivimos.

Peter Druker, en su libro Innovación y Ventaja Competitiva, no se equivoca cuando dice que la innovación se origina por dos grandes razones, la primera por la disposición a creer en nuevas ideas y la disponibilidad a crear, mientras que la segunda es la presión que generan las grandes crisis económicas que pueda afrontar una empresa en particular o un país.

En Venezuela nos vemos en la necesidad de crear y poner en marcha modalidades de pago innovadoras que ayuden a disminuir la dependencia del efectivo; en la actualidad desde las entidades bancarias hasta las PYMES apuestan a medios de pago que les permitan a sus clientes el pago de bienes y servicio de manera rápida, fácil y segura.


Puntos de venta cada vez más sofisticados que no sólo realizan operaciones con tarjeta presente, transferencias interbancarias de recepción inmediata (P2P), pago de servicios online, criptomonedas, tarjetas prepagadas, aplicaciones telefónicas, en fin, el abanico de opciones parece ser muy extenso, es que hasta la panadería de la esquina evolucionó, creo su propia app para que sus clientes realicen pagos o adquieran créditos que pueden transferir a terceros para consumir en su establecimiento; por ello los venezolanos somos especialistas en el desarrollo de estratégicas para afrontar la ventaja competitiva del mercado.

Michael Porter establece que las innovaciones tecnológicas pueden tener importantes consecuencias estratégicas para las empresas y pueden influir notablemente en sectores económicos complejos, como es el caso de Venezuela.

Y es que los medios de pago electrónicos presentan grandes ventajas:

• Tienes el dinero de forma inmediata. No hay esperas. El cliente tiene o no tiene el dinero. No hay ni regateos ni excusas cuando cobras en efectivo.
• Permiten pagar por bienes o servicios de una forma inmediata o más rápida.
• Permiten un fácil control sobre las operaciones y gastos realizados.
• Se pueden utilizar para hacer compras por Internet.


¿Los medios de pago evolucionaron o se trata de una revolución tecnológica? En los países más desarrollados del mundo se diría que se trata de un proceso de evolución progresiva dada la competitividad, la implementación de innovación, la necesidad de automatizar procesos y facilitar la operaciones bancarias; sin embargo en nuestro país se trata de una revolución, inducida por la presión de la crisis económica, los altos índices de inflación y la falta de dinero en efectivo en circulación, estamos afrontando una etapa de búsqueda constante de novedosos medios a través de los cuales se facilite la adquisición o pago de servicios.

Después de las monedas, apareció el papel moneda. Los primeros se crearon en China aproximadamente del siglo VII D.C. y surgieron ante la falta de cobre para crear monedas. A Europa llegaron en el siglo XVII gracias al intercambio habitual de mercancías entre Europa y Asia.

La constante evolución de las sociedades trajo consigo nuevos medios de pago que con el tiempo hemos ido incorporando con total normalidad en nuestra vida, como lo son las tarjetas de crédito y débito, que se hicieron oficiales aproximadamente en 1955 y las cuales hoy por hoy son parte de las billeteras de todos. Con el boom del Internet, vimos la aparición del comercio electrónico y con él la posibilidad de realizar pagos online para la compra de todo tipo de productos y servicios a nivel local e internacional, lo que dio paso al surgimiento a las billeteras electrónicas.

De acuerdo con el estudio “Global Payments Report”, desarrollado por Worldpay en 2017, el 13% de las compras que fueron efectuadas en línea durante el 2016 en Latinoamérica, se realizaron a través de una billetera virtual y se espera que para 2021 alcance el 22% del total de las compras. Increíble pensar lo que hemos avanzado.

Sin duda la tecnología ha tenido un gran impacto en la evolución de los medios de pago y más aún con la llegada de los teléfonos inteligentes, que hoy son la herramienta más usada para hacer compras online en la mayoría de los países. De acuerdo con cifras de “Global Payments Report”, el 50% de las compras online en Latinoamérica ocurre en dispositivos móviles. En el segundo trimestre del 2018, los pagos procesados a través de dispositivos móviles representaron el 39% del total del volumen de pagos globales.


La tecnología ha traído consigo diversas innovaciones que han transformado la forma en la que efectuamos los pagos. Las empresas no se están quedando atrás, y todas han ido implementando el botón de pago online en sus plataformas, una herramienta de check out que autentifica la información de manera rápida en los dispositivos elegidos por el usuario y no necesita de contraseña.

El consumidor se ha vuelto exigente y demanda tecnología, comodidad y rapidez. Esto ha llevado a las entidades bancarias del país a ofrecer cada vez productos más innovadores. Uno de los más recientes avances tecnológicos es el sistema de pago mediante biometría de huella dactilar y que se ha ido posicionando como uno de los métodos favoritos por los consumidores en Venezuela.

Es así, que muchos de los medios de pago que en su momento marcaron pauta en la innovación se han quedado obsoletos con el paso del tiempo. Sin duda alguna esta evolución es imparable y las empresas deben adaptarse a todos los cambios para seguir satisfaciendo las necesidades de los consumidores y la digitalización de una sociedad que lleva la tecnología como ADN. Es en definitiva una carrera contra el tiempo para mantenerse vigente. Quedan muy atrás los intercambios de producto y el dinero físico.

Hoy nos encontramos ante una realidad totalmente diferente. Hemos avanzado del trueque hasta las criptomonedas. Sólo queda preguntarnos hasta dónde nos llevara esta evolución y cuando veremos la desaparición completa del efectivo. El hecho es que la historia del dinero se escribe minuto a minuto, así que estoy seguro de que seremos testigos de muchos cambios más en los próximos años.

Los avances tecnológicos y la digitalización de nuestras actividades van ganando terreno y están transformando la forma cómo vivimos e interactuamos. Incluso apuntan a la creación de nuevos medios de pago, que buscan dar a las personas una experiencia grata de consumo, simplificándoles la vida. Ya no estamos obligados a llevar dinero en efectivo o a buscar el cajero automático más próximo.

A continuación describo algunos de los principales avances que se han registrado en los medios de pagos electrónicos en los últimos años, que están implementando con mayor auge en América Latina:

Pagos sin contacto: también conocidos como contactless, no es necesario insertar una tarjeta en un terminal o ingresar una clave. Solamente acercando el plástico al terminal se puede hacer transacciones de bajo monto. Además, la tecnología contactless también permite utilizar los dispositivos de pago usables (wearables). Con ellos ni siquiera es necesario andar con un plástico, sino se usa un accesorio como una pulsera, un reloj, un llavero, o un sticker pegado al celular. Los pagos sin contacto dan mayor velocidad a las transacciones, porque no se inserta una tarjeta ni es necesario entregarla al encargado de un comercio. La experiencia del consumidor es mucho más grata, brindándole mayor seguridad y comodidad.


Billetera móvil: La billetera digital o móvil (BIM) es un servicio que realmente convierte el teléfono celular en una billetera, con la posibilidad de enviar y recibir dinero de manera rápida, segura y simple. Este sistema permite al consumidor almacenar, gestionar y utilizar diferentes medios de pago.


Tarjeta híbrida: Tiene una tecnología que le permite funcionar, al mismo tiempo, como una tarjeta de banco y una tarjeta para otro servicio como, por ejemplo, un sistema de transporte. El consumidor ya no necesitará llevar efectivo, ni preocuparse de hacer colas para recargas, le da seguridad y economiza su tiempo.


POS móviles: Para los negocios, especialmente para las pymes, los puntos de venta móviles o MPOS representan una alternativa más ventajosa porque son más pequeños, por lo general son usados en pequeños comercios, como bodegas, puestos de mercado, e incluso por conductores de taxis.


Código QR: Es una alternativa al POS, sobre todo en los negocios más pequeños que no pueden adquirir o mantener estos aparatos. Los comercios simplemente usarán un código que pueden ponerlo en la puerta o vitrina del local para que los usuarios los escaneen y realicen el pago directamente y no tener que incurrir en costos fijos. Esta tecnología facilita las transacciones porque da a los negocios la posibilidad de aceptar pagos electrónicos sin tener un POS.


En los próximos años, seremos testigos de nuevas tecnologías que revolucionarán al mundo y seguirán cambiando la forma en que hacemos negocios, brindando a los consumidores facilidad, comodidad y seguridad; y a los comercios, posibilidades inimaginables de crecer y expandirse.

El mundo avanza rápidamente hacia una economía digital, en la que las transacciones electrónicas toman mayor protagonismo y el dinero en efectivo irá perdiendo incidencia progresivamente. Estamos viviendo un experimento social impresionante a nivel global que está obligando a las entidades bancarias y a los consumidores a reconsiderar sus modelos de operación, en un mundo que avanza de forma frenética debemos ir siempre un paso adelante, por ello los medios de pago llegaron para revolucionar la operaciones de consumo en un período de tiempo corto y deben mantenerse a la par evolucionando constantemente para satisfacer la necesidad del consumidor.

Nota de Prensa de: Alfredo A. Mendoza I.