Bancamiga apoya a selección venezolana de golf en Copa Los Andes
noviembre 21, 2022
Bancamiga realizó taller de ventas digitales para emprendedoras comunitarias
noviembre 24, 2022
 

Venezuela dice presente en Qatar al ritmo
de DJ Ñaña


Nacida en San Tomé y con seis años en el país árabe, Ñaña Ferrer se convirtió en la primera venezolana en tener una participación musical en la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022. “Nunca dejen de luchar y creer en sí mismos”, dijo. En el amor y la pasión se sustenta su motor para hacer música.

La música electrónica ha cobrado cada vez más vigencia en las nuevas generaciones, quienes se deleitan al escuchar mezclas cargadas de euforia y acompañadas de mucho ritmo.

La pasión por las mezclas y la adrenalina de estar frente a miles de personas en un escenario han acompañado a Ñaña Ferrer durante toda su trayectoria musical. Mejor conocida como “DJ Ñaña”, esta venezolana oriunda de San Tomé, estado Anzoátegui, hizo historia al ser la primera criolla en tener una participación musical en la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022.

Bancamiga conversó con esta artista que enaltece el gentilicio y es portavoz de un mensaje motivador. Con voz afable y muy enérgica, Ñaña comentó que jamás pensó tener el privilegio que ostenta actualmente.

“Me siento alegre de representar a Venezuela. Todavía no me lo creo. Estoy viviendo un sueño. Yo les digo a los venezolanos que nunca dejen de luchar y creer en sí mismos, porque los sueños se hacen realidad y para muestra un botón”, expresó.

Una oportunidad de oro


Acerca de su participación en la Copa Mundial de Fútbol comentó que la FIFA la contactó por medio de los productores de eventos para estar presente en las fiestas que se realizan durante y posteriores a los partidos.

“Aún me cuesta creer que estoy aquí. Veo los videos de mis presentaciones y digo ¿qué? ¿yo estoy aquí? Me encanta porque puedo interactuar con todo tipo de público, amenizando a mis fans. Estoy en los eventos VIP, con los jugadores, los técnicos y todos los que hacen vida en el Mundial de Fútbol”, explicó.

Resaltó también que las presentaciones son extensas y habrá días en los que pasará más de 24 horas tocando y sin dormir. “Es gratificante tocar frente a toda esa gente, pero puedo estar hasta la madrugada sin parar”, comentó.

Toda esta faceta la compagina con su trabajo en un programa de radio en las mañanas. Asimismo, participa en el opening de conciertos de artistas como Enrique Iglesias, J Balvin, entre otros cantantes reconocidos.

 
 
 
 

Una vida de intuición y sin “planificación”


En la conversación agradeció, además, todas las oportunidades que la trajeron hasta este momento tan icónico. Afirma “no planificar su vida”, sino dejar que cobre ritmo con base en su intuición.

Sobre sus seis años residenciada en Qatar dijo sentirse a gusto y disfrutar de la receptividad de toda la comunidad catarí, quienes la han tratado de maravilla durante su permanencia en la nación árabe.

“A mí me han tratado muy bien desde que me mudé acá. Primero me fui de Venezuela a Barbados y ahí estuve casi tres años. Después me mudé a Catar”, explicó.

 
 
 
 

De una “mera casualidad” a portavoz de la comunidad latina


Al narrar sus inicios en la industria musical destacó que llegó por “mera casualidad”. “Mi carrera musical comenzó porque tenía varios amigos DJs y ellos venían a mi casa, compartíamos. Luego comencé una relación con un DJ que era cantante en Venezuela y empecé a mezclar, después me lanzaron los tracks mientras ellos cantaban”, describió.

Recordó que su primer show oficial fue frente a dos mil personas y fue una “total locura”. Sus toques van desde la música latina hasta techno. “Soy lo que se conoce en el rubro como formato abierto”, señaló.

Igualmente, aseveró que ha sido hermosa la experiencia de ver a la gente gritando y aupándola. “Hay mucha receptividad con la comunidad latina, con las mujeres y yo me he sentido súper orgullosa de ser latina y venezolana. A los cataríes les encanta que yo sea mujer, les da mucha emoción. Cada vez que yo veo a un venezolano triunfando y con un buen trabajo a mí me hace muy feliz”, apuntó.

Recalcó que su principal motor para seguir haciendo música es tener amor y pasión por todo lo que hace.

“Lo que más extraño de Venezuela es la comida. Acá la comunidad venezolana es muy pequeña, cerca de unas 300 personas y tenemos un grupo de WhatsApp en el que compartimos memes, contamos chistes. Es maravillosa esa energía contagiante que nosotros tenemos”, indicó.

Reiteró que a los cataríes les encanta el reggaetón y la música urbana en general. De hecho, es el género que más piden. “Yo nunca me había sentido tan latina como ahora. Es una gran oportunidad para transmitir un mensaje, para que nos conozcan y dar la cara por mi país”, concluyó.