Bancamiga potencia su aplicación Bancamiga Suite
mayo 12, 2022
Obtén tu Punto de Venta Bancamiga de forma inmediata
mayo 17, 2022
 

Programa Recicla2 de Bancamiga cumple su primer año


La iniciativa comenzó con la recolección de 160 botellas en el mes de junio de 2021, cifra que se fue elevando hasta alcanzar en septiembre un nivel récord de 1.200 botellas.

Para impulsar la cultura del reciclaje entre sus colaboradores y aliados, Bancamiga inició el 17 de mayo de 2021, Día Internacional del Reciclaje, el programa Recicla2, que ha permitido recolectar hasta el día de hoy unas 8.000 mil botellas identificadas como PET-1.

Los envases de agua, refrescos, aceite, vinagre, detergente líquido o enjuague bucal, que el personal usa en las oficinas o trae desde su casa, son depositados en contenedores amarillos que están colocados en los distintos pisos de oficina.

Todos los plásticos que se recolectan son entregados cada dos meses a Plastitec Group, que bajo un esquema denominado r-Pet integrado, se encarga de colectar, clasificar, limpiar y reciclar PET de un solo uso, para transformarlo en productos con grado alimenticio, que vuelven a la cadena de consumo sin afectar el frágil equilibrio ambiental del planeta.

La iniciativa de Bancamiga comenzó con la recolección de 160 botellas en el mes de junio de 2021, que fue elevándose mes a mes hasta alcanzar en septiembre la cifra récord de 1200 botellas recolectadas. Desde el mes de octubre, la cifra se mantiene en un promedio de 800 envases por mes.

En el marco de este primer año, Bancamiga tiene previsto reconocer el esfuerzo de sus principales recolectores, por lo que ha organizado un evento para estimular el reciclaje y que los colaboradores compartan sus experiencias, a partir del 16 de mayo.

De acuerdo a Naciones Unidas, el impacto medioambiental del plástico es uno de los principales problemas que atraviesa el mundo. El incremento en su producción y consumo de plástico se ha disparado en las últimas décadas. Sus niveles de producción se sitúan anualmente en un promedio de 400 millones de toneladas y apenas el 10% se recicla, por lo que terminan siendo incinerados en vertederos o van a los ríos, mares y océanos.