Recibe tus liquidaciones todos los días con los Puntos de Venta Bancamiga
abril 12, 2022
Bancamiga realiza operativos gratuitos de actualización de puntos de venta
abril 20, 2022
 

Miguel Cabrera engrandece a Venezuela


En los 147 años de historia del béisbol de las Grandes Ligas siete peloteros forman parte del club de los 3.000 hits y 500 jonrones: los estadounidenses Hank Aaron, Willie Mays y Eddie Murray, el cubano Rafael Palmeiro, el dominicano Albert Pujols y el nacido en Nueva York de ascendencia dominicana, Alex Rodríguez. A este selecto grupo se sumó el sábado 23 de abril de 2022 un nuevo nombre: el del venezolano Miguel Cabrera.

El club de los 3.000/500

• Hank Aaron: 3.771/755

• Willie Mays: 3.293/660

• Eddie Murray: 3.255/504

• Rafael Palmeiro: 3.020/569

• Albert Pujols: 3.301/679

• Alex Rodríguez: 3.115/696

• Miguel Cabrera: 3.002/502



Nacido el 18 de abril de 1983, “Miggy” es sin duda uno de los grandes beisbolistas que ha pisado el césped de un estadio y quien seguramente estará en el Salón de la Fama de Cooperstown, que en 1984 recibió a Luis Aparicio, el único venezolano en el templo de los más grandes.

Aunque las lesiones le han acompañado en esta última etapa de su carrera de 20 años en el mejor béisbol del mundo, su trayectoria ha estado cargada de esplendor. Desde que debutó en el 2003 con los Marlins de Florida ha brillado con luz propia. Y lo hizo desde el primer día, cuando en su debut conectó un jonrón ganador ante Tampa Bay.

En dos ocasiones fue ganador del premio al MVP, que distingue al Jugador Más Valioso. El reconocimiento lo obtuvo en la Liga Americana en 2012 y 2013. Los dos años fueron para él inolvidables, pero 2012 fue sin duda especial, porque se convirtió en el segundo beisbolista más joven (solo detrás de Alex Rodríguez) en llegar a 1.000 impulsadas y pasó a integrar un reducido grupo de peloteros que antes de los 30 años ya tenía nueve temporadas consecutivas con al menos 100 empujadas y ocho campañas con 30 o más jonrones.

También en 2012 consiguió la Triple Corona de bateo al liderar los tres departamentos ofensivos (330 de promedio de bateo, 44 jonrones y 139 impulsadas), un logro que no obtenía ningún beisbolista desde 1967, cuando lo hizo Carl Yastrzemski de los Medias Rojas de Boston.

El 2013 fue igual de resplandeciente y consiguió su segundo premio MVP de la Liga Americana, al recibir 23 de 30 votos para el primer lugar. Se convirtió así en el tercer jugador de la historia de los Tigres de Detroit en lograr el MVP en dos ocasiones y el segundo que lo hacía de manera consecutiva, después de Hal Newhouser en 1944-1945.

En su carrera, donde principalmente se ha desempeñado en la primera y tercera base, ha sido cuatro veces campeón de bateo de la Liga Americana, 11 veces fue convocado al Juego de las Estrellas y ganó el Premio Bate de Plata (Silver Slugger Award en inglés) en 2005 y 2006 con los Marlins de Florida y en 2011, 2012 y 2013 con Detroit.